Lifelong Learning:  El desarrollo continuo del conocimiento  

¿Cómo asegurar que los nuevos trabajadores del conocimiento cuenten con las herramientas necesarias para reinventarse en la cuarta revolución industrial?

Keep Educating Yourself

Para lograr ser competitivos en esta nueva era del conocimiento, es indispensable contar con competencias que nos permitan gestionar nuestro propio aprendizaje de manera continua, con el fin de adquirir nuevos conocimientos que nos permitan ser más competitivos y lograr un crecimiento tanto profesional como personal. En la actualidad, no basta con la educación formal (pregrado y posgrado), como individuos de la cuarta revolución industrial debemos entender la importación del aprendizaje continuo.

Esta necesidad, implica una enseñanza continua por parte del área de formación empresarial, la cual tiene la gran responsabilidad de brindar mejores experiencias de usuario y jugar el papel de facilitadores del éxito, ofreciendo las herramientas necesarias acorde a las características de los nuevos trabajadores del conocimiento.

Cualquier estrategia de aprendizaje debe ir orientada a despertar en los alumnos la sed del saber, para que su aprendizaje sea permanente, voluntario y proactivo. Algunos de los puntos que debemos tener en cuenta al momento de generar una estrategia de aprendizaje como formadores es:

Lifolong Learning

Realizar un diagnóstico de las necesidades de conocimiento de acuerdo al sector, al rol y los objetivos estratégicos de la compañía.

Elegir aliados estratégicos con experiencia en formación empresarial

Seleccionar las herramientas tecnológicas que se utilizarán durante los procesos de formación.

Evaluar los resultados de todos los procesos de capacitación para mantener un mejoramiento continuo de planes futuros.

Invertir en conocimiento tiene un gran número de beneficios tanto para los individuos, las empresas y la sociedad. En cuanto a los individuos, el mayor beneficio es el aumento de la empleabilidad y mayores opciones laborales. En el caso de las organizaciones, la formación genera menos rotación de personal, mayor compromiso de los empleados y una adaptación al entorno de trabajo más rápida.